martes, 12 de noviembre de 2013

Un día cualquiera.

Cuando llego a casa y me encuentro esto encima de la cama,(foto 1), pienso en la suerte que tengo en la vida al tener a gente que me quiera tanto, teniendo a grandes amigos como me lo habeis demostrado tantas veces, teniendo un trabajo fijo y consiguiendo los objetivos deportivos que me marco, teniendo el piso y el coche que un día soñé,.... hoy por hoy me siento tan feliz que siento que la vida es MARAVILLOSA.
Gracias a mi amigo Luis por hacerme esta barbacoa de diseño rústica en la terraza de mi ático(foto 2), donde pronto la probaremos con carne a la brasa y unas gambas de Aguilas.


 Con el regalo que me brinda la vida cada mañana con el simple hecho de salir a entrenar, de sentirme vivo y libre a la vez, de superarme a mi mismo, nos damos cuenta de lo que valen 10 simples insignificantes segundos cuando tocan series, es ahí la cuestión y el secreto, por ello, cada momento, cada instante de esta vida es único y diferente, a vivir se ha dicho.
Ha pasado más de una semana y aun sigo recibiendo felicitaciones por la gran Victoria en la I Maratón Ciudad de Murcia, es de agradecer enormemente, con la mirada puesta en el siguiente objetivo por tierras andaluzas.